lunes, 26 de diciembre de 2011

Papelitos busca un Carnaval democrático y con raíces populares y gualeguaychuenses

La comparsa del Club Juventud Unida vuelve a apostar a transmitir un mensaje con sus carrozas y vestuario. Su director, Joaquín Arias aseguró que “la competencia y el carnaval de vedettes no le interesa” y que la comparsa “está en un 90% terminada”.

Mónica Farabello

Las noches y las madrugadas en los galpones frente a la Unidad Penal se van vistiendo de Carnaval. Los carroceros de Papelitos trabajan en las estructuras, los tallados y la pintura para que el 7 de enero, los del oeste vean brillar a su comparsa.

Entre telgopor, mates y papeles, Joaquín Arias trabaja a la par de todos. “No soy un director que quiere tener poder y estar en todo. Nosotros somos un equipo y básicamente yo soy un tallador”, explicó a elDía.

Mirada al piso y pocas palabras reflejan la personalidad de un artista que expresa su mundo interior en su arte. Las temática de Papelitos 2012, expresará la “función social del carnaval y del arte en el carnaval”, según comentó Arias.

Se mostró conforme con el trabajo que está realizando junto a su equipo y expresó que “la comparsa está en un 90% terminada, sobre todo el vestuario. En los espaldares tuvimos algunos problemas pero los fuimos superando”.



Asimismo, opinó que “el carnaval de Gualeguaychú se ha ido convirtiendo un poco en un teatro de revista” y aseguró que “ese tipo de carnaval a mí no me interesa”. “Busco transmitir la esencia de una fiesta más participativa; un carnaval más democrático y popular”.

Por otra parte, diferenció las características del carnaval de Brasil, Uruguay y Gualeguaychú. Aseguró que “en Brasil es un negocio enorme donde la gente paga su traje pero conserva su esencia y en Uruguay se acerca más a lo que son los corsos populares”.

En cuanto al carnaval de Gualeguaychú, Joaquín Arias manifestó que le interesa “demostrar la función social que tiene. Pude estudiar en una universidad pública y ahí se aprende la importancia de la educación gratuita y de la retribución hacia la sociedad en lo que es arte”.

El director de “El León”, aseguró que demostrará con su comparsa “la importancia de la función social del carnaval, para que sea vehículo del pensamiento popular y del imaginario visual y sonoro”.


La sensualidad y el negocio

La rentabilidad en el carnaval y la libertad de los artistas a la hora de plasmar un proyecto, es uno de los puntos que el director de Papelitos analiza. “Para mí se lo ha hecho rentable porque obviamente la parte sensual vende muchísimo, como vende Tinelli y acá es lo mismo en ese sentido”, afirmó.

De todos modos, aseguró que “no hay que ser tan tajante, ni dramatizar, pero hay que ser más inclusivo en nuestro carnaval”.

Además, en cuanto a la transmisión del mensaje de la temática en el vestuario, expresó que “hubiera tenido que haber tratado de hacer más vestidos”. Aunque aseguró que “el problema es que si hacés trajes en caireles y con cinco plumas, salen todos contentos a divertirse y a mostrarse, que es lo que quieren, pero no tenés campo plástico para comunicar”.

Al respecto, Arias expresó que “si pongo un cairel, una piedrita ¿Qué estás diciendo? Nada. Es algo decorativo o una artesanía pero al que le gusta comunicar algo no puede decir nada”. Además, “eso hace que la gordita y la fea no salgan y eso es elitista y sectario y a mi no me interesa para nada”.

En este sentido, diferenció a los carroceros, que “se expresan y comunican algo, pero a la gente hay que influirla más y que puedan contar con espacios de capacitación”.

También expresó que “existe una carencia de mano de obra para el carnaval. Se sigue creando, pero nadie se detiene a pensar que falta capacitación. Esto no es una crítica, es una realidad”.

Asimismo, volvió a hacer hincapié en la democratización del carnaval y aseguró que “la raíz del carnaval es democrática, pero en todos los planos. No únicamente en la salida, sino también en lo económico, y en el empleo”.


Una música rioplatense

La banda “Alma Carnavalera” dirigida por Titi Pauletti, presentó oficialmente sus temas. Arias opinó: “me gusta porque es bien rioplantense y se despega de ese ‘berretín’ que hay acá por lo brasilero”.

Y afirmó que “trabajaron con gente de acá y muy bien parado. Les guste o no, están en Gualeguaychú, no están en Brasil y tienen que desarrollar algo propio porque para escuchar música de Brasil, vas y lo ves en Brasil”.

Además, resaltó que cualquier creación “tiene que partir de lo colectivo, no de una persona que trabaje sola, sino no hay una función social”.

La competencia

Joaquín Arias aseguró estar enfocado en la parte creativa, en los dibujos y el tallado. “La parte competitiva me aburre un poco; es mucha presión porque hace que en lo artístico no seas tan libre”.

Además, expresó que “si salís segundo quedás afuera y es malísimo eso. Entonces terminás viendo qué es lo que vende y por eso muchas veces la rentabilidad afecta la parte creativa”.

FUENTE DIARIO EL DIA DE GUALEGUAYCHU

No hay comentarios:

Publicar un comentario